Terapia Magnética Pulsante

Los principios cuánticos de esta terapia parten del siguiente enunciado:

Todas las enfermedades del nuestro organismo, son causados por un desorden metabólico, lo cual se traduce en que las células funcionan en desorden y con baja energía.

La finalidad de este tratamiento es mejorar el funcionamiento del metabolismo por medio de disminuir el desorden celular (entropía celular) y aumentar la energía dentro de las células, para que estas trabajen correctamente células trabajan (energía libre de gibbs).

 

“La esencia del metabolismo celular es formar ATP” las siglas ATP significan Adenosín Trifosfato y es esta molécula la más importante del organismo, puesto que, sin ella, no hay VIDA.

Para que se sinteticen 83 cien milésimas partes de una molécula de ADN se requieren 60.000 moléculas de ATP.

Hoy sabemos que ello sucede estimulando la bomba de sodio y potasio y dicho estímulo es el ATP.

Lo que significa que nuestra dieta baja en sodio y alta en potasio aumenta la síntesis del ATP.

No hay que olvidar que cuando fluye el sodio al interior celular lo hace con fosfatos necesarios para la síntesis del ATP.

 

Soluciones polarizantes con glucosa, insulina y potasio.

La síntesis del ATP con soluciones polarizantes activan las sendas metabólicas anaeróbicas, aeróbicas, cadena respiratoria y el gradiente de protones a través de la membrana interna mitocondrial que es donde se forma el ATP.

 

Campos Magnéticos Pulsantes.

Con la combinación de la dieta metabólica baja en sodio y rica en potasio y con la aplicación de campos magnéticos pulsantes, las lesiones producidas por el virus Papilo-Virus Humano en zonas muy extensas de la mucosa vaginal y del cuello de la matriz (lesiones calificadas de pre-cancerosas), desaparecen. Al mismo tiempo reaparece el glucógeno perdido. Esta mejoría nos llevó a estudiar la formación de glucógeno y aprendimos que para que se unan 10.000 moléculas de glucosa y formen glucógeno se requieren 20.000 moléculas de ATP.

La terapéutica que preconizamos favorece pues, la síntesis del ATP que es la molécula de la vida. No conocemos otra terapéutica que tenga esta orientación.

 

 Acciones del ATP

Cuando el ATP se hidroliza, pierde un fosfato y se libera la energía que unía ese fosfato terminal con el fosfato intermedio, para estimular a la bomba de sodio y potasio, para todas las funciones

del organismo y para todas las curaciones. A esta energía se la llama Energía Libre de Gibbs y es necesaria para cambiar el desorden en orden.

En todos los padecimientos hay desorden (entropía) por lo que la energía libre de Gibbs debe ofrecerse en todas aquellas condiciones en que haga falta.

La energía libre se obtiene, sobre todo, de la hidrólisis del ATP. La solución GIK, al igual que la dieta baja en sodio y rica en potasio, y la magnetoterapia, incrementan la síntesis del ATP.

Así, nuestro tratamiento metabólico se convierte en Panacea de Indicación que no hay que confundir con panacea de curación; aunque eso sí, la panacea de Indicación coadyuva a la curación.

Hess y colaboradores han demostrado que la solución GIK barre con los radicales libres. Creemos que el mejor antioxidante que hay, hoy en día, es la solución polarizante.

Claro está que conviene investigar si la solución GIK incrementa su efecto antioxidante con el añadido de superóxido dismutasa/catalasa, como lo sugieren Shu Ching-Sun y colaboradores.

tratamiento-metabolico-terapia-magnetica-pulsante

Así nos explicamos por qué hemos obtenido resultados extraordinarios en las condiciones siguientes:

  • Insuficiencia Cardíaca
  • Angina de pecho
  • Cardiomiopatías (se pudo evitar trasplante de corazón en varias de ellas)
  • Hepatitis
  • Cirrosis hepática
  • Enfermedad de Chagas
  • Osteoartrosis
  • Artritis reumatoidea
  • Esclerosis Múltiple

 

Tumores cancerosos:

  • detener el crecimiento tumoral
  • disminuir su tamaño
  • evitar la agresión de la quimio y radio terapia
  • disminuir el dolor
  • mejorar el estado general

 

Tratamiento Metabólico Polarizante

 

La solución mostró resultados desde el año de 1962, pero se investigó 30 años antes en ratones, donde se presentó un estudio de 50 casos de infarto agudo al miocardio tratados con la solución, con resultados benéficos.

La terapia metabólica fue creada por el Maestro Sodi Pallares para tratar a los enfermos del corazón, el Dr. Sodi tenía un gran espíritu creador e investigador y que siempre buscaba los tratamientos que menos agresión causara al organismo, creó lo que conocemos como el “pilar” del tratamiento metabólico LA DIETA HIPOSODICA RICA EN POTASIO.

El Dr. Sodi observó que en los enfermos cardíacos era permitido llevar dietas libres en sodio y simultáneamente eran administrados natriuréticos para que lo eliminaran. Aquello fue el inicio para buscar una dieta hiposódica estricta que ya no requiriera diuréticos. El éxito de esta dieta lo impulsó al estudio e investigación del tratamiento polarizante. Los trabajos experimentales con la aplicación de soluciones de glucosa, insulina y potasio por venoclisis, mostraron su eficiencia en el tratamiento del infarto del miocardio experimental.

El Tratamiento Metabólico de Sodi Pallares consta de tres elementos o fases. Todas tienen como objetivo ayudar al organismo a producir ATP.

 

Fase polarizante

El primer elemento es seguir una dieta baja en sodio y rica en potasio. Sodi es contundente a la hora de justificar la necesidad de eliminar el ión sodio del interior de las células, algo para lo que es preciso suprimir no sólo la sal de mesa sino todo alimento que lo contenga en abundancia.

 

Fase solución polarizante

En segundo lugar, durante el tratamiento se suministra al paciente por vía intravenosa soluciones polarizantes de insulina, glucosa y potasio. La glucosa y la insulina evitan la formación de la placa de ateroma y combaten la inflamación.

 

Fase campos magnéticos pulsantes

La tercera fase consiste en someter al paciente a la acción de campos magnéticos pulsantes (no constantes como los generados por imanes). Estos campos llegan a las membranas celulares donde los iones sodio y potasio mantienen el equilibrio de la membrana. El potasio permanece en alta concentración en el interior de la célula mientras el sodio se encuentra en la parte exterior de la membrana lo que genera una diferencia de potencial que permite que la célula emita y reciba información. El campo magnético pulsante atraviesa el cuerpo llevando energía a cada célula y logrando un aumento de la permeabilidad de la membrana lo que facilita el intercambio de potasio y sodio, y mejora la absorción del oxígeno y los nutrientes.

El tratamiento en conjunto estimula la producción del ATP (adenosín trifos-fato), molécula de la vida, bautizada así por el Dr. Sodi, es esencial para que sucedan los procesos bioquímicos, indispensable en todo proceso de regeneración celular; sin el ATP la vida simplemente no sería posible. Es indispensable para que funcione la bomba sodio-potasio de todas las células del organismo.

Método de diagnóstico y tratamiento creado por el Dr. Demetrio Sodi Pallares, cuyo objetivo es atender al paciente en una forma integral, buscando la causa de la enfermedad para controlarla desde su origen y no únicamente sus síntomas.

Esta terapia metabólica tiene como objetivo mantener el equilibrio celular del organismo que es la base de la salud.